El queso es sin duda uno de los alimentos que disfrutamos con bastante frecuencia en nuestra mesa. Desde hace algunos años, hemos tenido la oportunidad de vivir nuevas e increíbles experiencias con los sabores que nos ofrecen la gran selección de queso americano que encontramos en los principales supermercados del país.  Su amplia gama de sabores nos brinda la oportunidad de disfrutarlo de diferentes formas.

A continuación, te enseñaremos algunas de las variedades de queso de los Estados Unidos que puedes conseguir en el mercado y cómo puedes deleitar tu paladar con ellas.

Cheddar

Originalmente, el cheddar es un queso semiduro, de superficie lisa, cerosa y con un sabor algo amargo. Sin embargo, su popularidad ha hecho que, con los años, se hayan creado otros tipos de este queso, como el fundido, que comemos con nachos, o, las lonchas, que agregamos a los sándwiches o las hamburguesas. Estos últimos, el fundido y el semiblando, también disponible en bloque, son un poco más conocidos en nuestro país, ya que, además de los usos que acabamos de mencionar, se pueden disfrutar en ensaladas y novedosas recetas.

Aprende a prepara estas deliciosas recetas con queso cheddar americano:

Albóndigas crunchy con queso cheddar y aderezos

Cubos de queso cheddar apanados

Souflé de queso

Mozzarella

Mozzarella

Este es uno de los quesos más populares; es un queso fresco, blando, con sabor a leche en estado puro y un contenido de grasa importante, que lo hacen perfecto para recetas como pizza, lasaña, snacks e, incluso, para comerlo solo. Su versatilidad nos brinda la posibilidad de sorprendernos con las diferentes recetas que podemos preparar.

Deleita a tus invitados con estas increíbles recetas de queso mozzarella americano:

Muslos de pollo rellenos

Crema de tomate con queso mozzarella

Torre de tomate y queso mozzarella

Parmesano

Parmesano

Este también es un viejo conocido en nuestra mesa. Usualmente lo agregamos rallado a la pasta, en algunas sopas o también en diferentes recetas para gratinar.  Su sabor, entre salado y dulce con toques herbáceos y  textura dura, pero granulosa, lo hace ideal para acompañar una gran variedad de recetas.

Descubre exquisitas recetas para disfrutar el queso tipo parmesano de los Estados Unidos:

Chicharrón de queso

Botinas de pollo rellenas con queso y jamón de pavo

Provolone

El provolone es un queso tan versátil, que, prácticamente lo puedes usar en cualquier receta que incluya queso. Es semiduro con una textura firme y fibrosa, de color claro y un sabor suave y ahumado. Va bien en sándwiches, pizzas, fondeu, rallado sobre pastas, en platos al horno y, hasta en ensaladas.

Provolone

Conoce cómo disfrutar novedosas recetas con queso provolone americano:

Ensalada de quinua y queso

Banderillas de salchicha y queso

Monterrey Jack

Este queso es originario del condado de Monterrey en California. Su sabor es suave y ligeramente ácido. Gracias a su textura firme, se puede cortar en rebanadas o rallar; Aunque, dependiendo el gusto, podría ajustarse a diferentes preparaciones, es ideal para ensaladas, quesadillas, fondue y lasaña.

Monterrey Jack

Aprende a preparar un delicioso omelette con queso Monterrey Jack

Gouda

Uno de los mayores atractivos del queso gouda es su sabor absolutamente único; es un sabor dulce con notas de nueces y, en algunos casos, ligeramente picante. Su textura firme y a la vez cremosa lo hacen muy atractivo al paladar e ideal en diferentes recetas.

Gouda

Aprende a preparar suculentas recetas con queso gouda americano:

Cacerola de bife de chorizo con queso gratinado

Tostadas de queso gouda

Queso crema

En esta categoría, los más destacados en el mercado son el mascarpone y el Philadelphia. Son quesos muy apetecidos por su cremosidad, facilidad para esparcir y, sabor ligeramente salado y cremoso, pero a la vez sutilmente ácido.  Es ideal para preparar deliciosos postres y pasabocas.

Queso crema

Sorprende a tu familia con unas exqusitas recetas de queso crema americano:

Cheesecake de vino tinto y chocolate

Torta de queso

Rollos de queso crema

Azul

El queso azul es una de las variedades que necesitas probar más de una vez para enamorarte de su gusto, pero, una vez lo haces, no querrás dejar de disfrutarlo. Su combinación de tonos picantes y salados en sus diferentes variedades y, su textura suave y cremosa que, en algunos tipos es firme y, en otros, desmenuzable, lo hacen muy apetecible. Es un queso fácil de identificar a la vista por las venas verdes, grises, azules o, inclusive negras que lo caracterizan. Su versatilidad hace que se ajuste a diferentes preparaciones con el sello único del queso azul.

Azul