¿Sabías que el arroz es uno de los ingredientes más usados en la cocina a nivel mundial? Su sabor y textura, lo convierten en un alimento ideal para tus comidas. Es tan versátil que puede acompañar legumbres, verduras y carnes, incluso, puede ser servido como un delicioso postre.  Además, es un cereal lleno de beneficios nutricionales y sencillo de preparar; no en vano, es la base de la dieta de gran parte de la población mundial.

Para que tu arroz quede esponjoso y suelto, te sugerimos eliminar el exceso de almidón, de lo contrario, obtendrás una preparación grumosa o pastosa, muy alejada de lo que estás buscando. Ten en cuenta que no todos los arroces deben lavarse, la clave está en el tamaño: mientras más pequeño sea el grano, más almidón tendrá. Si utilizas un arroz de grano corto, debes lavarlo hasta que el líquido deje de salir blanco. Luego, pon el arroz en una olla, agrega sal al gusto y agua, ésta debe estar unos 2.5 centímetros por encima del arroz. Lleva el líquido a hervor. una vez el arroz alcanza los 65°C, los almidones se empezarán a gelatinizar, haciendo que los granos se tornen más suaves.

Cuando el agua se haya reducido, cubre la olla con su tapa; baja el fuego al mínimo y deja que el vapor termine de abrir y suavizar los granos. Al finalizar este proceso, retira la olla del fuego, sin destapar, y permite que repose por diez minutos, esto ayuda a exudar el agua del recipiente, adhiriéndose a la tapa y retirándose del arroz. Finalmente, destapa y, con la ayuda de un tenedor, “peina” suavemente el cereal cocido, la idea es separar los granos teniendo cuidado de no romperlos, por ello no debes revolver enérgicamente.

Ahora que ya sabes ciertos trucos para que el arroz quede suelto y esponjoso, ¿te gustaría conocer algunas de nuestras marcas favoritas?

Una vez logres el arroz ideal, podrás usarlo en tus comidas como plato principal o como acompañante. ¿Con qué alimentos puedes combinarlo? Aquí te traemos varias opciones.

Arroz y vegetales

Arroz con vegetales

Una forma diferente de cocinar tu arroz es mezclarlo con vegetales. Varía la preparación inicial agregando pimientos, espinaca, remolacha, cilantro (culantro) o zanahoria para obtener un arroz de colores.

Si quieres un arroz verde, cocínalo en el caldo de alguna proteína animal y no en agua, suma espinacas y cilantro (culantro) y agrega zanahoria, ají amarillo y maíz. Puedes incorporar trozos de pollo frito  o asado después de que el agua se haya evaporado, justo antes de poner la tapa a la olla.

Recuerda que siempre podrás mezclar el arroz blanco con vegetales picados en cubos, con lo que lograrás darle un gran sabor y colorido al plato.

Rice Select es una de nuestras marcas preferidas, por su increíble variedad de texturas, con un aroma y gusto cautivador, ideal para preparar en casa estas exquisitas combinaciones. ¿Quieres saber dónde comprarlo?

Arroz y legumbres

Arroz y legumbres

Las legumbres son una excelente fuente de proteína. Para aprovechar mejor sus nutrientes, los expertos recomiendan mezclarlas con arroz, puesto que los aminoácidos presentes en ambos alimentos se complementan, potencializando su valor nutricional.

En diversas culturas, se realizan preparaciones tradicionales mezclando legumbres como fríjoles (habichuelas), lentejas, arvejas (chícharos o guisantes) o garbanzos, con arroz. Algunos deliciosos ejemplos son la bandera dominicana que combina arroz y habichuelas rojas (fríjol), el pabellón criollo venezolano, carne desmechada, arroz y fríjol negro o caraotas, y, la bandeja paisa colombiana, arroz, fríjoles, aguacate, carnes y huevo.

¿Qué tal unas croquetas de arroz con lentejas o garbanzos? Deja que sea la creatividad la que  dicte tus propias recetas.

Arroz y estofados

Arroz y estofados

¿A quién no se le antoja un estofado, jugoso y aromático? Este sería lo que muchos describirían como una comida reconfortante. Pero, sin la compañía de un buen plato de arroz, no sería lo mismo. Son compañeros inseparables: los jugos de la carne saborizan el cereal creando una experiencia nueva en tu boca.

En la India, los sabores aromáticos y picantes del curry, presentes en estofados de cordero o vegetales, se complementan con arroz basmati, un cereal de grano largo y aromático, que resulta ideal para acompañar las especias de estas preparaciones.

El legendario arroz basmati, uno de los secretos mejor guardados de la cocina asiática, ya se encuentra en Colombia, a sólo un clic de distancia.

Te recomendamos que los platos de cocción lenta sean servidos con arroz, para que las salsas y guisos generosos del estofado aporten un sabor intenso a este cereal.

El plato fuerte

Plato fuerte

El arroz no es solo una guarnición, es también el protagonista de múltiples preparaciones. Numerosas culturas del mundo lo usan como plato fuerte: paella valenciana, jambalaya de Nueva Orleans, risotto italiano o arroz con pollo latinoamericano. Mezcla el arroz con carnes, mariscos o vegetales y crea platos deliciosos. Incluso, puedes comerlo frío en una ensalada.

A la hora del postre

Postre de arroz

El arroz con leche es uno de los dulces tradicionales más famoso en el mundo, popular en Francia, España, América Latina, Estados Unidos y Reino Unido. De hecho, no hay claridad sobre su origen, aunque se cree que la primera receta apareció en Francia a mediados del siglo XIII, luego inició su viaje a otras cocina europeas y, de allí, a América.

En su preparación se usa siempre leche y algún endulzante como azúcar, leche condensada, panela, estevia o monk fruit. De acuerdo con la cultura y el gusto personal, se saboriza con canela, clavo, nuez moscada o vainilla.

Si eres de los que se atreven a incluir sabores innovadores, te sugerimos agregar chocolate, queso, jugo de frutas o, incluso, un toque de vino espumoso, SaborUSA te enseña cómo hacerlo. Cuando esté listo, agrega uvas pasas, maní, almendras, arándanos (cranberries) o lo que tu imaginación te dicte. Sirve caliente o bien frío. ¡Sin duda, una ambrosía en tu paladar!

Lee también: Haz harinas de cereales y legumbres en casa