Diciembre es para muchos la mejor época del año; durante este mes el chip nos cambia y automáticamente nos ponemos en modo navidad con todo lo que esto significa: ambiente de fiesta, celebración, novenas, regalos y mucha comida.

Las fiestas decembrinas están llenas de tradiciones que incluyen por supuesto deliciosas recetas que nos hacen dar rienda suelta a nuestros antojos. Sin embargo, algunas veces esos gustos nos hacen caer en excesos que resultan poco saludables.

No se trata de cohibirnos y dejar de probar estas exquisitas tradiciones, simplemente intenta compensar con otras cosas para balancear tu alimentación en esta época en que la comida está a la orden del día.

Por ejemplo, si sabes que las novenas de aguinaldos son una maratón de buñuelos, natilla, empanadas, etc., pues trata de incorporar otros alimentos como por ejemplo frutas. Una buena opción serían unos deliciosos pinchos con uvas de California, manzanas de Washington y fresas. De esta manera reducirías un poco el consumo de harinas y aumentarías el de frutas.

Otra forma de compensar la comelona de diciembre es en las demás comidas. Si la cena es todo un banquete en la que no parece haber límites, pues al almuerzo come algo más ligero. Puede ser una ensalada con pollo o pavo, un corte de carne a la plancha acompañada de vegetales al vapor.

Mira aquí cómo preparar una ensalada de aguacate y pollo a la plancha

Igualmente, intenta bajarle al consumo de gaseosas y remplázalas por jugos americanos de arándano o de cereza. Recuerda también que, si durante estas fiestas vas a tomarte unos tragos de whiskey de los Estados Unidos o unas copas de vino californiano, la mejor manera de disfrutarlos es bebiendo con moderación.

Mira aquí cómo preparar un delicioso ribeye steak con vegetales

Estas recomendaciones te pueden dar una idea de cómo compensar tus comidas durante las fiestas de diciembre y disfrutar todas esas tradiciones culinarias sin desbalancear tu alimentación.