¿Te has puesto a pensar que probamos y disfrutamos de alimentos y bebidas sin conocer de dónde vienen?

Por ejemplo: ¿A quién se le ocurrió alguna vez que de una planta con pepitas rojas se podría obtener una bebida tan reconfortante como el café? o, ¿que al abrir un fruto y sacar sus semillas, secarlas y molerlas, se obtendría algo tan exquisito como el chocolate?

Son innumerables los placeres que nos deleitan aunque desconozcamos su origen. Como nos encanta indagar, investigar y aprender, hoy haremos un recorrido por la historia, sabor, producción y marcas más representativas del licor insignia de Estados Unidos: el bourbon.

Comencemos entonces por entender qué es bourbon a través de un concepto muy sencillo:

Aunque todos los bourbon son whiskey (sí, con “e”), no todos los whiskies son bourbon.

Te explico. Aunque son muchos quienes incluyen whiskey, whisky y bourbon dentro de la misma categoría, no son lo mismo.

Veamos 5 puntos claves:

1. Su origen 

Los primeros indicios del whiskey se remontan a los siglos V y VI en Irlanda, donde se elaboró por vez  primera. Los escoceses, por su lado, adoptaron la esencia de su fabricación y lo denominaron “whisky”. Posteriormente, en el siglo XVIII, con la llegada a Estados Unidos de los expatriados escoceses e irlandeses quienes llevaban sus preciados alambiques, se comenzó a fabricar el whiskey americano, especialmente en el estado de Kentucky.

El primer productor conocido fue el reverendo Elijah Craig, de quien se dice, abrió la primera destilaría en 1789 en el condado de Fayette, Kentucky.

Otras versiones aseguran que, la idea de producirlo en esta zona del país, se debe a un campesino sureño, quien se ingenió la manera de aprovechar los excedentes del cultivo de maíz para crear un destilado.

Así llegamos a la mayor diferencia del bourbon frente al whiskey irlandés y el whiskey escocés.

2. Su materia prima

Si bien las tres bebidas comparten las mismas fases clave: fermentación, destilación y añejamiento, la cebada prima en el proceso irlandés y escocés, mientras que el maíz lo hace en el estadounidense.

Al menos el 51% debe ser maíz, sin sobrepasar el 80%. El porcentaje restante lo comprenden trigo, cebada, centeno, entre otros.

Como dato curioso, aunque el whiskey de maíz nació en Fayette, fue bautizado con el nombre del cercano condado de Bourbon, ya que allí se inició la producción a gran escala. Lo interesante es que ambos condados están vinculados con el marqués de Lafayette: Gilbert du Motier, (1757-1834), un aristócrata francés emparentado con la Casa de Borbón. Este fascinante y admirable personaje es considerado uno de los héroes de la guerra de independencia.

3. Su sabor

Y, hablando de sabor, si algo destaca al bourbon es esa ligera sensación de dulce con notas de vainilla y caramelo, resultado de su elaboración.

El trigo aporta suavidad y mayor dulzura, mientras que, el centeno agrega notas especiadas.
Si quieres conocer cómo aprovechar al máximo sus propiedades a la hora de maridarlo, aquí te lo contamos.

4. Su producción

El bourbon se destila a partir de una mezcla fermentada de granos, principalmente de maíz y cereales como cebada, centeno y trigo, a la que se le conoce como mash bill” o mezcla de granos.
El mosto se destila a un máximo de 80 grados de alcohol y, luego se coloca en la barrica a 62,5 grados o incluso menos.
En este momento comienza la crianza en barrica

5. Su crianza

Por ley, el bourbon envejece en una barrica nueva de roble blanco americano carbonizado, durante mínimo dos años, a diferencia del whisky escocés o irlandés que puede realizarse en barricas tanto de roble americano como francés, que hayan alojado bourbon, ron, cognac, brandy o jerez.

Aunque el bourbon se encuentra estrechamente ligado a la región de Bluegrass y el 95% del suministro mundial proviene de Kentucky, no obstante se puede fabricar en cualquier lugar de Estados Unidos, como es el caso del famoso bourbon de Tennessee.

En resumen, para que un licor pueda ser etiquetado como «bourbon», debe fabricarse en Estados Unidos, aun cuando gran parte del bourbon que consumimos proviene de Kentucky, como el reconocido Bulleit Bourbon que puedes conseguir aquí.

¿Quieres experimentar los secretos del bourbon? Te invitamos a descubrirlos con algunas de las marcas disponibles en el país 👇🏻