El famoso chef Auguste Escoffier fue el encargado de crear las conocidas brigadas de cocina con el fin de organizar el trabajo en los grandes casinos y restaurantes. Dentro de dicha organización, la figura del chef es el cargo de mayor jerarquía, seguido del sous chef, es decir el segundo al mando, y, del saucier, encargado de la mayoría de salteados y elaboración de las salsas. Ocupa el tercer lugar en importancia y, no es para menos.

Quien sepa elaborar a la perfección una salsa, está capacitado para brillar en la cocina.

¡No te asustes! Aunque es cierto que prepararlas es todo un arte, existen algunas fórmulas infalibles para crear esas maravillas sustanciosas y aterciopeladas, que hacen que una receta se vuelva inolvidable.
Te compartimos algunas recetas que te convertirán en el saucier de tu casa. Para empezar, el componente clave de una deliciosa salsa es la elección de ingredientes de excelente calidad y sabor. Sin duda alguna, un infaltable en la cocina es ese que no solo enriquece la sazón, sino que aporta beneficios a la salud.

Se trata de su majestad, el ajo

Podríamos quedarnos horas hablando de sus virtudes, pero vamos a centrarnos en las que lo hacen único:

  1. Cuenta con propiedades antibióticas
  2. Es un gran aliado para proteger al cuerpo de las bacterias, convirtiéndose en un tratamiento alternativo en caso de infecciones leves y resfriados
  3. Es un poderoso antiinflamatorio
  4. Es famoso por su efectividad en el tratamiento de várices y alivio del cansancio en las piernas, por ser vasodilatador y anticoagulante
  5. Complementar el tratamiento de diabetes, hipertensión y problemas cardiovasculares, dado que ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre y el colesterol
  6. Es antioxidante, gracias a su contenido de vitaminas C y E

¿Sabes qué es lo mejor de todo?

Sus beneficios no se limitan a los mencionados
Cuando incluyes ajo en la canasta familiar, estás introduciendo un abanico de opciones para resaltar el gusto de tus comidas

La intensidad del condimento dependerá de la cantidad y el estado en el que se emplee. Si sientes que es invasivo, por temor a que tus papilas no lo olviden, utiliza cantidades menores o escoge una opción práctica que alivia su potencia: ajo en polvo.

Badia y McCormick son maravillosos, ya que su presentación permite conservar las propiedades del ajo por más tiempo.

Dale a tus comidas un toque especial con los increíbles condimentos 🇺🇸 Badia y McCormick.

¿Te animas a probarlos?

Ahora sí, entremos en materia. Alista tu libreta de recetas y toma nota. Estás a punto de conocer tres salsas versátiles, sencillas y sorprendentes.

Salsa de quesos multifacética

¿Qué necesitas?
Para 2 tazas

Preparación

  1. Lleva una sartén a fuego medio y derrite la mantequilla
  2. Añade la harina de trigo junto con el ajo en polvo Badia y disuelve los grumos con un batidor
  3. Agrega los quesos en trozos y continúa mezclando hasta obtener una pasta
  4. Incorpora la crema de leche y sigue revolviendo constantemente hasta que la salsa espese 
  5. Vierte el Jack Daniel’s Old No. 7 y bate de nuevo
  6. Adiciona la leche poco a poco mientras sigues mezclando. Deja espesar nuevamente

¿Para qué puedes utilizar esta fantástica salsa?

  • Sirloin cocido a la parrilla
  • Champiñones cremosos
  • Sándwich o wrap de pollo  
  • Dip de ajo y queso acompañado de galletas de sal o palitos de pan

Salsa de pimienta poderosa

¿Qué necesitas?
Para 1 ½  tazas

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla morada finamente picada
  • ½ cucharadita de ajo en polvo Badia
  • 2 cucharadas de mezcla de pimienta McCormick 
  • 1 hoja de laurel
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 2 tazas de crema de leche batida 
  • Jugo de ½ limón
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio. Agrega la cebolla finamente picada y saltea hasta que esté suave y ligeramente dorada
  2. Añade el ajo en polvo Badia y cocina durante 30 segundos
  3. Agrega la pimienta McCormick y las hierbas
  4. Tuesta la pimienta hasta que esté fragante y vierte la crema de leche, previamente batida con un tenedor
  5. Retira la hoja de laurel. Sazona con jugo de limón y sal al gusto
  6. Deja a fuego bajo durante 10 minutos, hasta que la salsa se reduzca y espese

¿Para qué puedes emplear esta potente salsa?

  • Ribeye a la parrilla
  • Pechugas de pollo a la plancha 
  • Pasta cocida
  • Espárragos a la parrilla
  • Chuletas de cerdo
  • Lomo fino dorado

Salsa aromática de cilantro y hierbabuena

¿Qué necesitas?
Para ¾ de taza

  • 2 cucharadas de hierbabuena fresca picada
  • 2 cucharadas de cilantro Badia
  • ¼ de cucharadita de jengibre molido Badia
  • Jugo de 2 limones
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de agua tibia
  • Sal al gusto

Preparación

  1. Mezcla la hierbabuena picada, el cilantro Badia, el jengibre molido Badia, el jugo de limón, el aceite y el agua, en un frasco con tapa
  2. Cierra el frasco, agita vigorosamente y deja reposar en la nevera durante mínimo 2 horas

¿Para qué puedes aprovechar esta refrescante salsa?

  • Alitas de pollo picantes
  • Ensaladas 
  • Papas cocidas
  • Pechuga de pollo dorada 
  • Medallones de lomo de cerdo
  • Chorizos de cerdo dorados

Esperamos que te hayan gustado estas ideas, las ensayes y nos compartas tu experiencia.
¿Quedaste con ganas de seguir probando tus habilidades en este fascinante mundo de las salsas?

¿Quieres saber dónde encontrar tus mejores aliados a la hora de crear combinaciones mágicas?