Siempre hemos sabido que, por cuestiones de salubridad, la carne de cerdo debe cocinarse completamente. Pues bien, en el caso de la carne de cerdo americano esta recomendación no aplica del todo pues es un alimento que podemos consumir a un término de cocción de ¾, lo que nos permite disfrutar de un a carne más jugosa y de mejor sabor.

Esto se debe básicamente a las técnicas de producción y a los altos estándares de calidad que implementan todas las granjas porcinas en los Estados Unidos que nos garantizan a los consumidores colombianos, americanos y de todo el mundo, una carne segura y de excelencia. Allí los animales son alimentados con una dieta que incluye maíz molido, harina de soya, vitaminas y minerales, lo que al final se ve reflejado en la calidad de la carne.

La carne de cerdo americano nos ofrece también diferentes cortes que valen la pena explorar como el ribeye, el shoulder (hombro) o el brisket bones.  Yo tuve la oportunidad de probar estos 3 cortes y sin duda alguna los recomiendo 100%; es una forma diferente y deliciosa de disfrutar el cerdo. Obviamente también encontramos los tradicionales cortes como el lomo, el pernil o las costillas que son igualmente apetitosos.Todas estas nuevas opciones han hecho que la carne de cerdo producida en los Estados Unidos se haya convertido en una excelente alternativa para nosotros los colombianos que siempre estamos buscando nuevas experiencias gastronómicas. Experiencias que nos permiten deleitarnos con el encanto puro del SaborUSA.