Preparación


0/0 pasos realizados

  1. En una refractaria vierte la gelatina, agrega las uvas y distribúyelas por todo el molde. Lleva a la nevera por 1 ½ hora o hasta que cuaje.
  2. Para el esponjado: En la licuadora vierte la leche condensada, la crema de leche y el vino espumoso. Licúa hasta que se integren. Luego agrega la gelatina sin sabor y vuelve a licuar.
  3. En el mismo recipiente de la gelatina con las uvas, agrega la mezcla del esponjado hasta que tape completamente y lleva a la nevera por 2 horas.
  4. Sirve en platos de postre y decora con una hojita de hierbabuena.

¿Alguna vez habías imaginado que comer uvas reduce el estrés y la depresión? Conoce más curiosidades de la uva aquí.